Ganadores de premio “Desafio Química Verde 2017” crean papel imborrable

Con este nuevo papel buscan ahorrar los costos en el gasto diario de papel en el mundo y aportar a la reducción de deshechos.

El concurso organizado por la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés) dio por ganadores a la empresa Alemana Papierfabrik August Koehler por la creación de un papel de impresión térmica que elimina la necesidad de productos químicos utilizados para crear una imagen, como bisfenol A (BPA) o bisfenol S (BPS). En la ceremonia realizada el pasado 12 de junio en la ciudad de Washington DC se premió a la empresa alemana que trabajó en conjunto a al compañía Dow Chemical en la fabricación de este nuevo tipo de papel que senta un precedente importante en la implementación de nuevas practicas verdes.

El papel térmico es ampliamente utilizado en todo el mundo, en los recibos, tickets de eventos, principalmente aplicado a los textos que aparecen en los papeles que operan en cajas registradores, cajeros automáticos, etc. Esta nueva tecnología reduce ampliamente los costos que genera la creación de registros que no se desvanezcan incluso bajo una luz solar intensa. De esta forma permite la conservación del documento para su almacenamiento a largo plazo, evitando la necesidad de su reproducción sistematica a lo largo del tiempo, reduciendo la producción de deshechos. Ademas, este papel es compatible con impresoras térmicas actualmente en uso comercial en todo el mundo.

Cabe señalar que el bisfenol A (BPA), es un compuesto sospechoso de ser dañino para los humanos desde la década de 1930. No obstante, fue un informe elaborado en 2010 por la FDA (Administración de Alimentos y Fármacos) de Estados Unidos el que despertó una mayor conciencia con respecto a la exposición de fetos, bebés y niños pequeños. Esto debido a que el bisfenol A es un disruptor endocrino. En ese sentido, es capaz de causar desequilibrios en el sistema hormonal a concentraciones muy bajas con posibles repercusiones sobre la salud.

Los efectos tóxicos que podrían tener estos compuestos se deben al consumo de alimentos que han sido contaminados por contacto con materiales que contienen esta sustancia, tales como envases, latas o recipientes de muy diversa clase. La presencia continua de este disruptor en el organismo se ha relacionado con un mayor riesgo de padecer diversos trastornos orgánicos. Sin embargo, existe consciencia y difusión al respecto, con etiquetas que permiten verificar la ausencia de BPA en ciertos recipientes.

Links.

https://www.epa.gov/newsreleases/epa-honors-winners-2017-green-chemistry-challenge-awards

http://www.hogarsintoxicos.org/es/riesgos/bisfenol